viernes, 29 de enero de 2016

Canal 13: verano de 1986

Esta era la programación de un viernes del verano del 86 en Canal 11:














viernes, 22 de enero de 2016

Canal 11: verano de 1986

Esta era la programación de un viernes del verano del 86 en Canal 11:












jueves, 17 de diciembre de 2015

La batalla de América

Diciembre de 1995. Liliana Parodi -Gerenta de programación de América- era invitada a El Periscopio para hacer una suerte balance. Ese año el canal abandonó definitivamente el número 2 de su imagen, inauguró el logotipo de los cuadraditos y empezó a definir su perfil vinculado con la actualidad y las noticias.   

viernes, 11 de diciembre de 2015

Aviso para seguidores de Facebook

El 8 de diciembre, Facebook comunicó que el usuario Resiste un archivo debía migrar hacia una Fan Page.
A pesar de seguir paso a paso las indicaciones, se produjo un error en donde no se permitió utilizar el nombre Resiste un archivo, pero tampoco usar uno diferente. ¿?
Hasta que no se pueda resolver este absurdo planteo, no se van a seguir publicando actualizaciones en esa red social.
Mientras tanto seguirá activa la cuenta de Twitter:
@resistearchivo

domingo, 6 de diciembre de 2015

Tras los pasos de los traspasos pasados

(click para agrandar)

¿Cómo fue el traspaso presidencial de Raúl Alfonsín a Carlos Menem en la televisión?
Los canales de aire realizaron una cadena nacional durante la mañana y por la noche algunos canales se sumaron al evento realizado desde el Teatro Colón.

Si por la tarde la audiencia se cansaba de tanto ceremonial, tenía algunas otras opciones tales como Ring Side 2 o Las películas de Jerry Lewis (Canal 2); El juego de los matrimonios o Hiperhumor 89 (Canal 9); Cine (Canal 11) o el partido Argentina-Uruguay por la Copa América (Canal 13), con los relatos de un tal Marcelo Tinelli

martes, 22 de septiembre de 2015

Septiembre de 1990: el mes en que ATC se fue a dormir la siesta

El año en que se privatizaron los canales, ATC tuvo si primer knock-out. Ante la nula audiencia que lograba por las tardes (y siendo el único que transmitía por la mañana) tomó una decisión repentina: transmitir de 7 a 12 y luego a partir de las 18. Una siestita ante la falta de anunciantes.
Esto iba a ser sólo por unas semanas: ya estaba anunciada la vuelta de Mirtha Legrand, que iba a arrancar en octubre de 1990, luego de casi una década fuera de la TV.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Buscando testigos de ritos perdidos


Desde la secuencia inicial, en donde una voz en off va enumerando los títulos de la época de oro de Lavalle, con imágenes donde las salas fueron reemplazadas por Farmacitys o iglesias varias, se puede intuir que nos vamos a enfrentar a un relato melancólico mezclado con algo de humor e ironía.
Un importante preestreno es exactamente lo que vende su copete: una historia oral e improbable de la cinefilia porteña. Una suma de testimonios (Fernando Martín Peña, Axel Kuschevatzky, Fabio Manes, representantes de las distribuidoras, los responsables del Cine Club Núcleo, Cristian Sema -Raro VHS- y hasta la reaparición de Dardo Ferrari) reconstruyen la historia de los porteños y el cine, en un recorrido que abarca distintos períodos. Primero, la década del 60, en donde el cine-arte estaba en boga; seguido por el golpe de Onganía, la censura, la primavera camporista, el Proceso y el destape Alfonsinista. 
Además del recorrido histórico, se repasa la forma en que la tecnología fue cambiando hábitos. Resulta emocionante ver la lucha por acceder a material audiovisual en la era previa al video, en donde la alternativa al cine y a la televisión se reducía a los proyectores Súper 8 -que permitían ver únicamente fragmentos de películas- o las escapadas hacia las salas de Uruguay para acceder a lo que la censura prohibía en Argentina. 
Los momentos más bizarros llegan con las anécdotas de exploitations varias surgidas durante el regreso de la democracia en 1983, donde siete años de censura abrieron las puertas a grandes películas nunca estrenadas y a pícaros distribuidores que convertían cualquier bodrio que tuviera alguna escena de desnudos en un posible éxito de taquilla, como ocurrió con la mítica Déjala morir adentro, tal vez la máxima representante de ese maravilloso período.
La edición presenta ideas muy ingeniosas, como los juegos con textos de los avisos de diario, pero por otro lado hay momentos en que resulta incómoda la forma en que se cortan ciertos relatos de los protagonistas.    
Un importante preestreno es una cita imperdible para quienes vivieron o para los que quieran descubrir otra historia del cine argentino, una suerte de backstage de boleterías, con anécdotas increíbles sobre la industria local.


Aprovechen para verla los viernes y sábados de septiembre en el Centro Cultural San Martín.