martes, 2 de septiembre de 2014

Deseo prohibido

Hace 20 años Gerardo Romano dejaba un tatuaje en las mujeres con las que tenía sexo, y las autoridades de Telefe dejaban una marca indeleble en la historia de la censura en televisión. La marca del deseo era una miniserie que comenzó a emitirse el jueves 1º septiembre de 1994 a las 22. 


Pero el canal de las pelotas demostró tener bastante pocas, y después de dos emisiones en lugar de un nuevo capítulo, apareció en pantalla el Gerente General de la emisora diciendo que "se había equivocado" al poner al aire ese programa.


Lo cierto es que mucho más caliente que la miniserie fue el debate que se dio en los medios y particularmente en este programa Hadad & Longobardi, donde el autor Claudio María Domínguez, Gerardo Romano y el representante de la cámara de anunciantes -quienes habían amenazado al canal con quitarle toda la pauta publicitaria si seguía emitiendo la miniserie- se dijeron de todo. 


"Yo no estoy obligado a colocar publicidad en un programa basura"
Decía el señor por un lado.


"Usted y L&M anuncian una propaganda que es una encamada entre tres personas"
Le responde Romano, en alusión a ESTE AVISO.


La realidad es que el programa pudo verse recién unos años después, en Canal 9, y con un rating bastante bajo. Tal vez porque el calor del debate ya se había enfriado o quizás porque la trama nunca logró subir demasiado la temperatura.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Recuerdo el debate, en esa epoca no entendía bien de que trataba la "miniserie" ... hoy tampoco :(

Saludos Resiste!
Ariel VM

F Alan Bawden dijo...

¿Quién puede creer la ridiculez de que la cámara de anunciantes le quite toda la programación a Telefé por esta miniserie?
O sea terminar con un negocio de millones de anunciantes, agencias de publicidad, multinacionales, grupos empresarios gigantescos en el canal con más audiencia porque...

"ay una teta, que depravado, me enojé."



Anónimo dijo...

Aparte del aviso de "LyM" me acuerdo de otro que había en esa época que no era tan "explícito" pero en algún sentido era peor porque involucraba a chicos: un aviso de "Casa Tía" donde una maestra se paraba frente a la clase y había un chico que le miraba las piernas a la maestra en vez de prestar atención a lo que dictaba. Unos años después el país se escandalizaba porque una maestra había abusado de un menor (en Punta Alta, provincia de Bs. As.), y uno de los dueños de esa famosa empresa hoy es dirigente político y defensor de la "mano dura".

Mochuelo dijo...

Aquí estaba metido el Opus Dei, o los Masones, o los Illuminati.

¿Y nadie se acuerda el anuncio de Pronto Shake de los noventa? Había más culos y pezones asomándose que en División Miami.

Anónimo dijo...

Ahora lo insolito es que Esther Goris y Gerardo Romano aplauden cada medida de este gobierno kirchnerista que raro cheee, me acuerdo la cara de asustado de Juan Carlos Laborde sera abogado o ahogado poco etico lo que hizo si se equivocaron porque no lo ponia al aire y listo eh, ademas son buitres los abogados se llenan de guita a costa de la gente que defiende. P.D. Dice que TELEFE es un canal familiar y cuando habia escenas muy fuertes en resistire con Pablo Echarri ahora actor chupamedias de este gobierno k y Fabian Vena en el año 2003 nadie dijo NADA.

Anónimo dijo...

¡¡ Que lindo despelote que se armó con esta serie..!! Pasan los años y siempre hay tela para cortar! Se mandaron todos la parte, porque ni era para tanto... Al lado de lo que hay ahora, eso era como un nene que aprende a decir malas palabras.

Encuentro que la protagonista de esta serie es un poco parecida a Sol (la hija de Quique) Estevanez.

F Alan Bawden dijo...

Desconozco la edad del anónimo de las 0:14, pero que yo sepa se habló MUCHÍSIMO en su momento sobre las escenas de sexo y violencia que aparecían en la novela Resistiré. Todos los programas de archivo y de paneles hablaron bastante sobre ese tema, por ejemplo cuando Echarri le corta con la boca a Celeste Cid los hilos de su vestido (al ritmo de esa insufrible canción de Kevin Johansen) o cuando Tina Serrano le practicaba sexo oral a no se quién, así como también la muerte final de Fabián Vena.
Tampoco entiendo qué tiene que ver la orientación política de los actores de La Marca del Deseo respecto a la actualidad, que yo sepa Romano sigue protestando exactamente igual contra la misma gente que aquél entonces, no veo un cambio.
Y por último tampoco hay una contradicción sobre el slogan del canal de la familia y el telefé del 2000, ya que estaba Villarruel de gerente y con él el canal se volvió menos pacato a la hora de emitir escenas fuertes de lo que sea (recordar Ser Urbano, Historias de Sexo de Gente Común, Disputas, etc)

Claudín dijo...

La familia Vigil, por entonces dueños de la Editorial Atlántida (y accionistas de Telefé en los 90) siempre se equivocaron.

Cuando la pifiaba hasta el tuétano...se equivocaba. Mucho.

Con esta "excusa" muestran la misma reacción que han tenido históricamente: aliarse con el poder de turno. Lo mismo pasó con la tapa o editorial de la revista Gente luego del golpe del 76 ("Nos Equivocamos").

Ahora tienen como dueños a Televisa. Otra historia.