domingo, 29 de junio de 2014

Con raspadita

Apareció, conquistó al mundo y nunca más se supo de él. No hablamos del Rick Astley, sino del Raspagol: aquel juego que no podía faltar en ningún recreo ochentoso. Un cartoncito con varios puntos grises que podían rasparse con una moneda y que si se elegían los correctos, se llegaba al gol. 


Este incunable del divertimento tuvo también su versión para el Mundial 86, que venía acompañado de un álbum de figuritas redondas. Raspando un poco en la memoria, alguno podrá llegar al inolvidable momento en que logró hacer un gol gracias a una moneda.




2 comentarios:

Lisandro dijo...

Nooo!!! Que recuerdos!!! Se acuerdan que habia de las tortugas ninjas que por ejemplo raspabas y salia una porcion de pizza? Y asi de otras cosas... Habran publicidades de esos productos? Porque no me acuerdo el nombre... Que lindo che, nos divertiamos con tan poco...

F Alan Bawden dijo...

Para este mundial de Brasil, Arcor sacó el chocolatín Toy's con Raspagol incluído adentro, acá una foto:
http://2.bp.blogspot.com/-onVzHH-zCkw/U1yTAWq1AJI/AAAAAAAABYA/imFwFXrvzYU/s1600/pi%C3%B1on1.png