domingo, 4 de marzo de 2012

Raro VHS: el museo del videocasete

Durante la segunda mitad de la década del 80 y la primera de los 90 la explosión del formato VHS en la Argentina no sólo produjo la apertura de infinidad de videoclubs, sino también la aparición cientos de productoras que abastecían a éstos de películas y, lo más interesante, producciones nacionales realizadas exclusivamente para video.

El maravilloso sitio Raro VHS se ocupa de la arqueológica tarea de explorar ese mundo desaparecido y cuyo legado incluye:
• Institucionales de productoras: Desde las más conocidas, como AVH o TransEuropa, hasta aquellas inéditas que con las limitadas posibilidades técnicas creaban sus animaciones para insertar en el inicio de cada videocasete.
• Trailers: desopilantes narraciones y ediciones que buscaban despertar el interés por el alquiler de otras películas de esa misma productora.
• Películas inéditas: títulos argentinos e internacionales de producciones de calidad menor a Z, que demuestra que en el afán de llenar estanterías, cualquier cosa era digna de editarse en video. Párrafo aparte merece la enorme cantidad de películas que, tras la primavera alfonsinista, recurrían al sexo instrumento para vender las más insólitas producciones europeas, brasileras o asiáticas.
• Realizaciones exclusivas para video: el negocio del videclub llevó a productores y directores a realizar películas de baja producción, que no distaban en calidad a un video familiar y entre las que se podían encontrar, entre otras, estas cosas:
Un video de Flavia y Grock, con los dibujos animados "que no se pueden ver en televisión":


Una película con supuestas "cámaras ocultas" grabadas en un hotel alojamiento, presentadas por Atilio Veronelli y Julián Howard:


Lo más valioso de todo esto es que seguramente muchas de estas imágenes sean las últimas sobrevivientes de una época que ya no existe. Así como los videoclubs fueron desapareciendo, las cintas de video se fueron desechando como material obsoleto y sus contenidos jamás digitalizados. Por eso, la nostalgia y lo documental se combinan en Raro VHS, un sitio donde la videocasetera vuelve a estar en Play.

9 comentarios:

Raro VHS dijo...

Infinitos agradecimientos para la gente de Resiste Un Archivo por la nota que me dedicaron! Muy emocionante! Es muy gratificante ver que hay mucha gente que aprecia esta labor por recuperar la memoria de una época... Y sobre todo que este homenaje me lo rinda un blog de la excelencia de RESISTE.

Laxxxante dijo...

Excelente pagina RaroVHS...

Mochuelo dijo...

¡Impresionante! La verdad, tanto vos Resiste como Raro VHS tienen un mérito enorme lo que están haciendo. Creo que te voy a ser infiel desde ahora, Resiste.

¡Todos grosos!

Mari dijo...

Muy buena recomendación!!!
gracias

JOTAELE dijo...

Desde que salio el VHS en Argentina y todos corrian como locos a comprar videos a Miami, me parecion una tecnología caduca, y atrasada....
Faltaron casi 20 años para que apareciera el bluray y mereciera ver una peli en casa.

Anónimo dijo...

JOTAELE:acepto tu defensa de los nuevos formatos digitales y su calidad de reproducción, en televisores igualmente idóneos. Pero, debés considerar que la tecnología de los años del VHS estaba orientada al formato, y a la luz de esta se gestaron muchos proyectos afines que en la actualidad serían inviables para el avanzado formato del bluray. Lo que no significa que, un film B ó Z, un "Guerrero ninja" ó "COMMANDER: el último comando" no tegan en un futuro su versión BR. Pero, esas películas jamás se hubieran realizado si no hubiera existido el "nicho" comercial del VHS, a sabienda (sus realizadores) que las posibilidades de engendros así no tenían cabida en la competencia comercial con el cine made in Hollywood, el ultracomercial ochentero, el cine de los Spielbergs, Scorseses y Walter Hill. Para un montón de gente en paises sin industria cinematográfica, el VHS fue el soporte que les permitió (con disímiles resultados) generar productos y realizarse. Del éxito de infraproductos para VIDEOCASSETE surgieron tipos como Roland Emmerich. Sin éxito en el mercado del video, sagas como "Rocky" y "Rambo" no hubieran tolerado más de un par de películas. Si lo que decís es que el bluray ofrece una experiencia símil a la del cine, te estarás refiriendo a la del cine 3D actual. Porque el VHs ofrecía igual ó mejor calidad de imagen que una peli en cine, sobretodo cuando la copia f´´ilmica llegaba a los cines de pueblo recontrausada y "parchada". Yo viví la época y me hice cinéfilo en ese momento trascendental del paso del cine al VHS, que no fue el culpable de la muertedel cine de barrio, como muchos dicen, porque la TV cable tuvo mucho que ver. En ese entonces por más avanzado pareciera el formato VHS, la edición de películas en el mismo se hacían año ó año y medio (a veces más) posterior a su estreno, así que para ver la última de Michael Douglas había que ir si ó si al cine. Recién con la aparición del DVD se acortó el tiempo de edición de una peli en formato hogareño, e incluso he llegado a ver recientemente películas por cable antes de su edición "original" en digital. Esas son cosas de las videoeditoras. Yo tengo pelis en VHS que no se consiguen en DVD (están descatalogadas) y menos en BLURAY a menos que tengas la guita suficiente para hacerlas importar. El VHS es el último bastión de verdadero y honesto archivo fílmico que nos queda. Abrazos!

Laxxxante dijo...

Tambien para cine argentino es ideal el VHS,muchas pelis de los 80,90 e incluso 2000 no se han editado en DVD,y muchas tampoco seran editadas en Bluray(cuantas pelis argentas hay en Bluray?Creo que solo vi El secreto de sus ojos)

Anónimo dijo...

Si, el comentario del blueray es un tanto extemporáneo por prematuro en esos años. En la época del boom de las casetteras, no había otra cosa y tenías que tener bastante guita para tener una, y tenerla salía un ... ojo y la mitad del otro. Por eso estaba el chiste del gallego que para comprar la videocasseterra vendió el televisor.... Recuerdo que habia video cassetteras y "video-reproductoras", estas últimas no grababan. Calculo que solamente con las bolas de cristal se podía adivinar lo que vino despues: c.d., blueray, internet, etc. etc.

pamparoldan dijo...

Nochecitas en el videoclub de mi amigo que en paz descanse esperabamos para cerrar y nos poniamos a ver las pornos que epocas aguante el VHS