miércoles, 2 de septiembre de 2009

Los colimbas no se divierten

Hace quince años, el 31 de agosto de 1994, el Presidente Carlos Menem suspendía la ley de Servicio Militar Obligatorio.

Joven Argentino: si tenías 18 años hasta 1994, sabías que un sorteo -muy parecido al de la lotería que hoy se ve en Crónica TV- marcaría el destino de los próximos meses de tu vida. Si los últimos tres números de tu documento correspondían a una bolilla con número "alto", era muy probable que tuvieses que ingresar al Servicio Militar Obligatorio. Nunca un pie plano o una miopía contundente iban a ser tan deseadas y anheladas.
En 1993, Siglo XX Cambalache hacía este informe sobre el surgimiento de este sistema:



Un año después, la muerte de un conscripto en Mendoza, Omar Carrasco, fue el detonante para un debate que se venía dando hace tiempo sobre la validez de esta modalidad de reclutamiento y así se puso fin a 93 años de "colimba". Este fue el spot televisivo que anunciaba esa resolución:



Como no podía ser de otra manera, nuestro ciclo fetiche le dedicaba un capítulo a este caso:

34 comentarios:

Gus dijo...

Lara Zimmerman en el elenco...toda una perlita jejej... pobre, pero jamás me gustó cómo actuaba...
Lo de la colimba fue reflejado por la tele en noticieros, en Sin Condena pero fíjense que no hubo más programas sobre el tema,al menos en los noventa... hasta pienso si hubo peli creo que no.
Me parece que un hecho tan importante debío haber sido mejor reflejado. Lo demás fue un tema político, auqnue siempre parece que debemos llegar al desastre para que haya un cambio, en este caso la muerte de un soldado
felicitaciones por el post!
saludos

Lord Khyron dijo...

debo reconocer con mucha vergüenza que una de las razones por la que voté por el mico riojano en el 95 fue por haber sacado la colimba, si bien yo pertenezco a la anteúltima clase sorteada (75). Si, era un pelotudo de 19 años, que se le va a hacer....

el canal de rosario dijo...

Algunos califican a Siglo XX Cambalache como un ciclo superficial. Sin embargo, añoro mucho ese tipo de programas, acaso lo más "profundo" que se atrevió a hacer Telefé en los años del "pum para arriba". No hay que olvidar que por aquellos tiempos el canal de San Cristóbal era acérrimo menemista, hasta que el mico cayó en desgracia. Fontán Balestra, Avelino Porto y Constancio Vigil, que jugaban al golf con el califa, viabilizaban el discurso desde Canal 11.
De todas maneras, creo que sacar la colimba es de lo poco bueno que hizo "méndez". Es inevitable que este tema se preste a la polémica en este blog, más allá del aspecto televisivo.
Todavía las viejas llaman a la radio a la mañana reclamando que vuelvan a poner la colimba, como si eso fuese un remedio a la delincuencia. Me aterra lo troglodita que es la gente, y no sólo los que escuchan Radio 10, sino el público en general que sintoniza las AM no sólo en Capital sino en el interior también.
Creo que mientras las fuerzas armadas fueron siempre puestas al servicio de intereses extranjeros a la hora de hacer golpes de estado, la colimba no tuvo una significación patriótica, exceptuando la heroica acción en Malvinas (con todas las carencias de armamentos e insumos), actuando en una disparatada guerra producto de la afiebrada mente de un borracho. Por lo demás, el servicio militar fue usado como servidumbre barata, sometiendo a los adolescentes a esclavitud, humillación, hambre, y hasta algunos casos, a situacíones de sodomía y de muerte, como ya ocurrió con Carrasco entre otros. Si ese es el paradigma que añoran los oyentes de radio que reclaman la restitución de la colimba, es comprensible que nuestra sociedad esté como está ahora.

radiotelefonia dijo...

Siglo XX Cambalache era un buen programa, mejor que los adefesios precursores de García en Tevedos. Roberto Di Chiara y otros lograron rescatar algo de material de archivo que afortunadamente podemos disfrutar... aunque detesto el hecho de que nadie corrija el brillo y contraste del material en blanco y negro (el sonido, como alguno puede dar testimonio lo tengo que terminar restaurando yo).

Todavía me acuerdo de la imagen del general Balza pidiendo disculpas por lo sucedido a familiares y vecinos.


Saludos desde Massachusetts

Alma ♫ dijo...

Me reía sola, viendo tan sólo el título de esa revista!!! Se me vinieron miles de ideas sobre cómo debe de haber sido tratado ese tema en ese programa... espero que sea subido pronto!
Por un lado: es más que obvio la razón por la cual esta situación no se trata en la actualidad. Tal como menciona el 5 rosarino, esto se considera un acto positivo del menemismo, y ahora, en los tiempos de la "rediustribución..." eso atenta contra la nueva doctrina peronista. Los 90 fueron los años donde se vendió el país, creció la pobreza y se perdonó a los milicos, nada más. Cualquier persona que se atreva a destacar alguna cosa como ésta como aspecto positiva, será encerrada en una pieza sólo con un televisor que sintonice el 7 y Encuentro. Digo esto sin ser menemista... como voy a estar a favor de la persona que, cuando junté mis pesitos (bah, "australitos") para viajar en tren hasta buenos aires con mi mamá, decidió que a "daban pérdida" y convevnía cerrarlos y estuve días llorando en mi casa??? ya se que es una historia medio egoísta, pero bue...

Por el otro: aquellas viejas (y no tan viejas) que quieren la restitución del servicio militar obligatorio lo suelen decir porque consideran que la "adolescencia está perdida y se droga y se einyecta marihuana, etc... y esto los enderezaría" pero como cualquier persona racional puede pensar, un buen sistema educativo con escuelas, gabinetes poedagógicos, centros recreativos y clubes es mil veces mejor que eso.

Y bueno, no sigo hablando proque tengo cosas que hacer toda esta semana y no quiero que me vengan a buscar y a obligarme a ver "porotos de soja", la película del paro del campo...

saludos, cariños, besos y abracetes!

Santiago dijo...

No se si decirlo... pero por un segundo me senti menemista.
Reconozco que festeje mucho esa decision y hay que decirlo: Menem lo hizo.
Tremendo ese informe de Siglo XX Cambalache: Fernando Bravo relatando parece el de Sucesos Argentinos...
Saludos!

Mochuelo dijo...

Gente, demagogia pura lo del Turco Reventado Innombrable. Se piensan que sin lo de Carrasco lo hubiera hecho? Como varios dijeron... fue una de sus grandes bazas para ser reelegido. Y mejor no sigo escribiendo porque me van a empezar a salir insultos e improperios varios a la persona de ese nefasto personaje de nuestra historia, que ya hoy día ni siquiera merece ser insultado.

David Alejandro dijo...

el informe de La Colimba Argentina, parece el Informe Especial de NUEVEDIARIO.

Leandro dijo...

Como dijo el ministro General Pablo Ricchieri: Volvere y sere autopista.
La idea del servicio habia sido cumplir con el precepto de que los ciudadanos debia armarse en defensa de la constitucion... Algo que los militares cumplieron siempre a rajatabla... Hasta el 6 de septiembre de 1930...
De todos los gobiernos se rescata aunque sea algo bueno. Menem elimino el servicio militar aunque haya habido de por medio la muerte de un conscripto. Del gobierno de los Kirchner se rescata... Bueno, denme un mes para pensarlo...
La pelicula que refleja la historia es "Bajo Bandera" con Miguel Angel Sola y Federico Luppi entre otros. Y una actuacion "destacada" de Nicolas Scarpino interpretando a un homosexual muy afeminado (que parece que se colo en las "inspecciones" previas al ingreso) que "hacia las delicias" del resto de los conscriptos y en una escena cantaba "Quiero llenarmi de ti... por atras! por atras!". En resumen, una pelicula malisima.
Desconozco cual fue la primera "clase" que se salvo por la eliminacion. Creo que fue la mia (1979), tal vez la anterior.
Recuerdo los informes de los noticieros, en que se mostraban largas cabelleras tiradas en las cercanias de la loteria nacional (donde se hacia el sorteo), recortadas a aquellos que se habian salvado y habian hecho la promesa de cortarselo (a veces en realidad la promesa la hacian sus amigos...)

Anónimo dijo...

EN TE LE FE DABAN SIGLO 20... ATREVERSE,EDICION PLUS ENTRE OTROS BUENOS PROGRAMAS.

Jorge dijo...

Que buen programa Siglo XX, Cambalache! Me acuerdo que lo miraba siempre. Hacian muy buena dupla en la conduccion Tete Coustarot y Fernando Bravo.
Saludos!

SGC dijo...

La ley 4.301 (aprobada por el Congreso el 11 de diciembre de 1901), iniciativa del Ministro de Guerra de la segunda administración Roca, Coronel Pablo Ricchieri (luego ascendido a General), respondía al contexto de las tensas relaciones que, por aquél entonces, y como consecuencia de los puntos no resueltos del tratado de límites de 1881, existía entre Argentina y Chile. En forma paralela y desde hacía ya varios años, el país se había sumergido en una carrera frenética de reequipamiento de la Marina de Guerra en astilleros europeos, especialmente ingleses, para superar la “brecha” que la separaba de la marina del país trasandino.

Otro de los propósitos de la ley era la de “argentinizar” a la población. Recordemos la gran cantidad de inmigrantes (italianos y españoles sobre todo) que constituían la mayor parte de la población de aquél entonces. En ese sentido la ley 1.420 de educación (que establecía la enseñanza primaria gratuita, obligatoria, mixta y laica para todos los habitantes del país) venía a cumplir, además, un objetivo similar: “uniformar” y “argentinizar.”

Sancionada y promulgada la ley, se preveía convocar a dos mil conscriptos de la clase 1880 y su duración se estableció entre 18 a 24 meses, dependiendo del arma. Se debe recordar que originalmente la ley establecía que los ciudadanos convocados debían tener entre 20 y 21 años. De hecho, mi padre, que hizo el servicio militar obligatorio por pocos meses en 1966 —hasta que se casó con mi madre— tenía entonces 21 años. Luego la ley fue modificada, de manera que los ciudadanos convocados tuviesen 18 años.

Entre los fundamentos de la ley se establecía que “el más noble tributo de sus hijos [de la república] consiste en prepararse para defender en cualquier emergencia el decoro de la patria.” Nada decía la ley acerca de “defender la constitución,” aunque supongo que para la época, en la cual los militares no participaban en política —salvo un reducido grupo ligado a la U.C.R., que hicieron las revoluciones de 1890, 1892, 1893 y 1905— el decoro de la nación incluía la defensa de la constitución…

Las tensiones con Chile finalmente se vieron superadas con la firma, el 28 de mayo 1902, del Tratado General de Arbitraje, comúnmente llamado “Pactos de Mayo,” por el cual se establecieron limitaciones en armamentos navales (que estaban arruinando los presupuestos de ambos países) y, sobre todo, se acordó un marco general para la solución de problemas limítrofes en los casos en que no se llegase a un acuerdo por negociaciones directas: léase, la el arbitraje de una potencia extranjera. Estas provisiones se aplicaron en 1971 con el litigio sobre las islas Picton, Nueva y Lennox, sometidos a arbitraje británico, el cual, como todos sabemos, nos fue desfavorable; y, a pesar de que se establecía que la sentencia sería inapelable, el mismo no fue aceptado por nuestro país, dando origen a la escalada de 1978 que casi provoca la guerra ca. Navidades y luego la mediación papal. El tratado de 1881 fue reemplazado por el Tratado de Paz y Amistad entre Chile y Argentina de 1984, el cual, a pesar del plebiscito no vinculante de 1984 que lo apoyó masivamente, apenas pudo ser sancionado por el Senado el 15 de marzo de 1985, con el voto de algunos senadores del Partido Justicialista, especialmente los de La Rioja —curiosidades de la vida, el Gobernador Menem fue uno de los pocos peronistas que estaba de acuerdo…

SGC dijo...

La suspensión del servicio militar obligatorio el 31 de agosto de 1994 fue, sin duda, una buena medida tomada por la administración; como siempre digo, toda administración tiene cosas positivas que no deben ser dejadas de señalar. Según tengo entendido, fue la clase 1976 la última en ser sorteada, pero no se llegó a incorporar. De todas formas, en las últimas clases sorteadas e incorporadas (como la mía, la de 1974 y la de 1975) la cantidad incorporada fue ínfima, dado que se consideraban “números bajos” del 750 para abajo (el mío fue el 726 y me salvé). Como bien señala “Resiste”, el servicio militar obligatorio fue “suspendido;” la ley sigue vigente, y el servicio militar obligatorio puede ser puesto en práctica en tiempos de guerra, crisis o emergencia nacional, según lo que estimen las autoridades del P.E.N.

Lo que dicen las oyentes de radio es un verdadero disparate. La delincuencia, la falta de valores, etc., no se resuelve con un servicio militar obligatorio, sino con más y mejor educación, con ejemplos familiares, con leyes que se hagan cumplir, etc. Y si tanto quieren que vuelva a establecerse, que sean ellas las primeras que lo hagan. De hecho, sería justo que la mujer también lo haga, ahora que estamos en tiempo de igualdad de sexos.

Con respecto a Telefe, no solamente “Siglo XX Cambalache” era un programa “digno” en los años noventa. No nos olvidemos de “Atreverse,” “Amores,” “Good Show,” “Una Buena Idea,” “Ninfómanas” y “Edición Plus,” entre otros.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Resiste: ayer vi la placa de tu logo en Un tiempo despues. Fue un programa sobre el Fondo Patriotco de Malvinas y pasaron imagenes del blog.
Felicitaciones!!
Pablo

eduardo dijo...

Tienen razón, Leandro y Sergio: de todos los gobiernos (incluso militares) se puede rescatar algo bueno: por ejemplo, la implementación de la TV color entre 1978 y 1981, el relanzamiento de Canal 7 en 2000, el desembarco de internet y la abolición de la colimba a mediados de los 90's...
En un Trece tinellizado hay cosas buenas: Zoom, TVR, los productos de Pol-ka.

SantaCrisel dijo...

Siglo 20 Cambalache, se extraña un programa asi en la TV abierta y mas en los dias lateros de los sabados.
Con respecto a la suspencion del servicio militar obligatorio talvez alla sido lo unico acertado que hizo Menem, aunque tengamos en cuenta que una accion de esa trascendencia cercano a la reeleccion, sonaba a demagogia o golpe de efecto (algo que N&C=K estan mas que acostumbrados).
En cuanto a las opiniones personales de cada uno o el transfondo ideologico de que si servia o no, que cada uno piense lo que quiera. Ahora esas señoras fanas de Gonzalez Oro que extrañan el servicio militar para que "encaminen" a la adolescencia "perdida", ya que hablan asi deseandole el año castrense al hijo del vecino, que pasaria si les tocaria ir a los suyos? pensar antes de hablar seria un buen ejercicio.
El capitulo de Sin Condena que habla el articulo, desde ya lo esperamos con ansia.

Saludos!!

SGC dijo...

Eduardo: Muchas gracias por tus palabras; y coincido con tu apreciación y la de Leandro y Santiago. Creo que eso es un poco lo que nos pasa a los argentinos. Cada nuevo gobierno (elegido o no por el pueblo) suele hacer “tierra arrasada” en lugar de tomar lo que sirvió del anterior (poco o mucho) y seguir adelante, incluso mejorando lo bien hecho, corrigiendo lo mal hecho e incursionando nuevos caminos. Como ello no ocurre, los diferentes gobiernos siempre hablan de “La Nueva Argentina” (como en la época de Perón 1946–1955) o “Proceso de Reorganización Nacional” (1976–1983) o “nuevas etapas en la vida del país”… Están siempre como “empezando de nuevo.” Eso se ve hasta en cosas tan tontas como los logos de los canales del Estado (ahora solo canal 7) cuando cambiaba una administración o una intervención, como ya hemos comentado con anterioridad. Los cambios son “cosméticos” y superficiales, como si cambiar de slogan, o de logo o de isologo implica ya un cambio concreto en la realidad que se trate (un país, un canal de televisión).

Además, lo que sirve en un determinado momento (y por un determinado momento) no necesariamente sirve en otras circunstancias, y además, nada es para siempre. Y como he dicho anteriormente, que algo sea público (del Estado) o privado no es en sí ni bueno ni malo. Por ejemplo, aquí en Madrid, todo el sistema de transporte (autobuses, metro y metro ligero, más los trenes de corta, mediana y larga distancia) son del Estado (del ayuntamiento, de la comunidad autónoma o de la nación) y ¡funcionan! Salen y llegan a horario, tienen aire acondicionado, tienen una red impresionante, los trenes son de alta velocidad, puedes saber vía SMS cuán lejos está el autobús de la parada en la que te encuentras…

¿Por qué esto no sucede en Argentina? El sistema de transporte por ferrocarril no ha funcionado ni cuando eran privados (hasta 1947), donde los trenes, de capitales franceses y británicos, tenían excepciones impositivas, aduaneras y asegurada su rentabilidad por la “ley Mitre” (ley 5.313) de septiembre de 1907 (la cual, no obstante, posibilitó una gran expansión en la red), ni cuando fueron adquiridos por el Estado nacional en 1946 (a los franceses) y en 1947 (a los ingleses, cuando precisamente caducaba la ley Mitre y pasaban gratis al Estado, gran negociado de la época y del que nadie se atreve a hablar), ni desde 1992–1994, cuando fueron entregados a privados para su gestión, recibiendo a cambio cuantiosas sumas en concepto de subsidios.
[SIGUE]

SGC dijo...

Toda administración tiene cosas positivas… No ha habido más planteos militares ni intentos de golpes de estado desde diciembre de 1990; si bien a través de “comprar paz a través de los indultos,” la administración de Menem consiguió desarticular (espero que para siempre) la “corporación militar;” la suspensión del servicio militar obligatorio no hubiese sido posible sin ese paso; y ahora no sería posible reabrir las causas si no se hubiese producido ese debilitamiento. Se ha “culpado” a Alfonsín por las leyes de “Obediencia debida” y de “Punto final” pero hay que situarse en la época y las posiciones de poder de cada una de las partes… Luego se criticó a Menem por los indultos (que también incluyeron a guerrilleros). Y nos ha parecido, en su momento, muy malas medidas; y seguramente las fueron, pero ello posibilitó lo que vino después… ¿O se imaginan al presidente Kirchner pudiendo reabrir las causas con una “corporación militar” que ostentara el mismo poder que tenían en 1983–1990?

Por ejemplo, durante el gobierno de Onganía (1966–1970) se realizó una profunda reforma al Código Civil, que implicó un gran avance en los derechos de la mujer… Y eso que ese gobierno fue uno de los moralmente más retrógrados que tuvo la Argentina… Perón (1946–1955) estranguló a la oposición (como he comentado en otro post) pero no se puede negar que creó en el pueblo la conciencia de la dignidad personal de los trabajadores; de que uno puede “ascender socialmente” (la movilidad social); conceptos que ni siquiera ahora existen en determinados países latinoamericanos…

Es por ello que, a mi humilde entender, las cosas no se deben juzgar aisladamente, sino desde una perspectiva integral y a largo plazo…

Leandro dijo...

Las señoras paquetas de barrio norte creen que el servicio militar a los 18 puede "regenerar" a un chico que desde los 10 se droga y maneja armas mejores que las que tienen los militares. En esos casos, creo que el servicio militar seria "la graduacion" para ese chico. Ni hablar de las anecdotas de quienes hicieron el servicio y recuerdan los robos que existian entre los conscriptos (porque si alguien te robaba y a vos te faltaba, te castigaban a vos, conclusion, robemosle al de al lado y zafemos)...

Diego dijo...

Para empezar a vertir mi opinión, quisiera saber cuántos de nosotros hicimos el servicio militar obligatorio. Yo soy clase 1972. Fui furriel (el que sabía escribir a máquina) de la División Instrucción del Centro de Incorporación y Capacitación de Conscriptos de la Base Naval Puerto Belgrano, a 35 kms de Bahia Blanca. Y jamás perdí mi condición de civil estando ahí adentro. Hice marina con 993. Y les puedo asegurar que ninguno de los que estuvimos ahí la pasamos mal. No solo porque era uno de los dos destinos donde siempre estabas ocupado haciendo algo y te daban más licencias para que puedas ver a tu familia, sino que no me consta que ninguno de los camadas (compañeros) que tuve, al llegarle la baja, terminó siendo chorrito, pirata del asfalto o francotirador a sueldo. Y te digo que ví cada nene que si no hubiera hecho la colimba iba a terminar siendo eso y ahora está viendo crecer a sus hijos y trabajando de lunes a sábado honradamente.
Ojo, no generalizo. Tampoco fue un lecho de rosas todo. La vida militar tiene la disciplina que la vida civil no lo tiene y había que apechugar muchas cosas. Pero no fue la muerte de nadie para mí.
Por eso me hincha soberanamente las partes pudendas cuando aparece algún progre trasnochado diciendo que la colimba fue solamente el caso Carrasco y que lo mejor que hizo Menem fue "sacar" la colimba.
Ese ser indeseable e hipócrita que tuvimos como presidente lo hizo para ganar las elecciones del año '95. Basta de mentirnos! Fue un acto tan demagógico como descolgar el cuadro de Videla en la ex-ESMA o comprarle a la AFA el fútbol para pasarlo "gratis" por la tele abierta. Algo muy típico de esos gobiernos que comulgan con el populismo más recalcitrante (y todos son de la misma tendencia, por mas que ahora se llamen Frente para la Victoria).

(SIGUE)

Diego dijo...

Y ojo también que no estoy de acuerdo con las viejas que llaman a Radio 10 pensando que conque vuelva la colimba se acaba la delincuencia. No es la solución si vuelve la colimba que todos conocimos. Pero tampoco asociemos la palabra "disciplina" con "militarización". Le primer educación la ecibimos en casa. Y como dice Adrián Paenza, el día que los trabajadores de la educación sean remunerados como corresponde, muchas cosas cambiarían y muchos chicos van a tener una vocación por gestarse. Y donde hice la colimba no todos eran milicos retrógrados ni gente cerrada en un chauvinismo poco creíble. Había mucha gente superior muy abierta de cabeza, pero jamás yéndose de la disciplina militar. Gente que te incentivaba a una vocación cuando no la tenías o que te estimulaba a hacer una vida civil buena, como en mi caso, que de militar no quería saber absolutamente nada. Gente que no te dejaba solo. No fue todo como dijo quien comentó arriba mío que en la colimba solo te enseñaban a afanar.
Lamentablemente, estamos viendo una generación que se está perdiendo en la solución fácil, en el trabajo temporal (tres meses y te rajan), en la falta de oportunidades, en dádivas del gobierno populista de turno... No todo es como te lo muestra el canal Encuentro. Aunque tampoco es todo como te lo muestran los programas progres, empezando por el difunto Juan Castro y pasando por el kirchnerista Andy Kusnetzoff.
A los pibes hay que incentivarlos a que tengan un futuro. No esperar que venga un San Presidente a que nos solucione la vida. Me tienen podrido esos que hablan y se "arrepienten" de lo que votaron. Si lo votaste, no lo dejes solo! No te digo que seas un idiota util militante! Pero hacé algo por tu país en vez de llamar a Radio 10 o aplaudir lo que dice Cristina, apoyando una nueva Ley de Medios solamente porque tenés fútbol "gratis" o no te guste la cara de Lapegüe en TN. Yo apoyo todo cambio positivo en una nueva Ley de Medios hecha en un estado democrático, pero no quiero que termine siendo un monopolio del gobierno. Yo otro Chavez en Latinoamérica no quiero.
Yo no quiero que vuelva la vieja colimba. Yo quiero que volvamos a ser lo que soñaron nuestros abuelos. Pero no nos quedemos con el deseo.
Y mas que la colimba, lo que debería volver es un programón como Siglo XX Cambalache, una de las pocas razones por las que veía Telefé a mediados de los '90.

Hernan dijo...

El servicio militar fue puesto para "argentinizar" a los hijos de los inmigrantes.
Yo con esto que digo no quiero decir que este a favor... pero el Karlo de esta forma, tambien metio su mano para desarmar el ejercito, si bien con la ultima dictadura el desprestigio fue absoluto.
Debia seguir, pero de otra forma...
Yo fui la ultima clase sorteada y que no entro por el decreto 1542/94. Escuche el sorteo que empezo como a las 7 de la mañana del 27 de mayo de 1994... La cosa es que crei que habia zafado. Luego compre el diario y me entere q me tocaba. Fue feo, busque la prorroga y luego salio el Karlo dando el decreto... No le agradezco nada, el costo y daño que esta pagando el pais por sus diez años es irrecuperable.

Hernan dijo...

Vuelvo a escribir porque lei muchos de sus comentarios. Realmente estoy de acuerdo con muchos de ustedes: Diego... el Canal de Rosario..
El sevicio militar como estaba era utilizado para los intereses extranjeros y para que los jefes milicos tengan esclavos de sirvientes.
Este pais no tiene identidad propia y lo poco que se habia logrado Mendez lo hizo...!!! lo borro.
Vendan la cordillera y llevense el cobre, el oro y todo lo que haya, mientras entretengannos con Tinelli y sus bailes y el futbol "gratis", construyan el tren bala y que cueste diez veces mas de lo que puede valer, mientras nos quedan solo las vias como recuerdo de que alguna vez tuvimos trenes para ir a toda nuestra Argentina liquidada. Tuve que explicarle esta semana pasada a un nene de 8 años y a una nena de 10 que eso que hay en el piso (vias) pasaba un tren que llevaba gente de todas partes y que un señor con patillas dijo basta y lo saco. Uno de ellos me dijo: "Ese señor era tonto, si hubiera tren, no habria tantos accidentes en las rutas y se podria llevar muchas cargas sin necesidad de usar camiones", me quede con la boca abierta.
Todo se llevan... vengan gringos... llevense los dientes de la abuela que se venden!!!

aranduhamarandukue dijo...

las colimbas tenían pinta de el mago sin diente (hoy con diente), y no se los va a permitir.. Zulllma dixit!

Anónimo dijo...

Woow!!! Bueno, creo que hay un debate profundo y respetuoso con respecto al SMO. Sinceramente, tengo 22 años, y debo admitir q cuando paso esto, tenia 7 años, y sabia que habìa pasado lo de Carrasco, pero lo celebrè porque asociè el fin del SMO con el fin de los militares, y de esa cosa de la guerra de Malvinas, tan oscura... Ahora no pienso algo tan drasticamente distinto, pero tengo mas fundamentos y parametros para pensar acerca de eso. Yo creo ahora que el SMO no seria eficiente; la educacion sì, en todo tiempo. Mi abuelo me hablaba con nostalgia del SMO, que dentro de todo la pasaba bien èl, algunos mal por el hecho de los ejercicios fisicos y eso...creo que el iba todos los dias a La Plata y era sacrificado eso, pero que conociò gente copada en la colimba, ademas a èl no le tocaba hacer los trabajos duros, me parece...
Hay algunos mensajes bastante conmovedores, que hablan desde la verdad y desde la ilusion, si se quiere. En 1901 habia proyecto de paìs, malo o bueno, retrogrado o no...ahora eso no pasa, ni los adolescentes creen en este paìs, pero no es su culpa...tal vez habria que prestarle màs atencion a ese nene de 8 años, y entender que ese señor es tonto, y que no habria que invitarlo mas a programas nocturnos de television

Martìn de Burzaco

SGC dijo...

Hernán: Permitime disentir un poco con algunas de tus apreciaciones. Es verdad que, en gran parte de América Latina, los Estados Unidos (los “intereses extranjeros”) han influenciado mucho [y en algunos casos muchísimo] sobre la vida política de sus naciones, y su gran instrumento fue siempre las fuerzas armadas de esos países. Pero en el caso de Argentina, por lo menos hasta comienzos de los años ’60, no fue tan así.

El Ejército argentino —no tanto la Marina, que siempre fue más anglófila— desde la creación del Colegio Militar de la Nación y de las reformas de 1901, se moldeó en el ejército prusiano (alemán, digamos); fueron oficiales del imperio alemán los primeros instructores profesionales del ejército; los cascos eran los del ejército prusiano, aquellos que terminaban en una punta; luego fueron reemplazados por los mismos cascos que utilizaban los nazis, hasta que la derrota de éstos impuso la “nueva moda” de los casos estadounidenses en los años ’50.

Por lo tanto, la enemistad del ejército argentino hacia lo británico y lo estadounidense fue siempre muy evidente, hasta la Segunda Guerra Mundial [exceptuando algunos sectores anglófilos cercanos al presidente General Agustín P. Justo]. Digamos pues, que entre aproximadamente 1910 y 1953 (fecha en la cual Perón buscó y obtuvo el apoyo de Estados Unidos) nuestro ejército se mantuvo bastante independiente de esas potencias. De hecho, los primeros golpes militares exitosos (1930 y 1943) nada tuvieron que ver con “maniobras extranjeras.” Incluso el golpe de 1943 y el período que se abrió entre 1943 y 1953 fue francamente anti anglo-americano (e incluso un poco filonazi). El de 1955 tampoco tuvo nada que ver con “fuerzas externas” e incluso, fue mal visto por Estados Unidos, que veía a Perón a un “garante” del anticomunismo y de estabilidad en la región (recordemos que fue el embajador de Estados Unidos quien, en audiencia con Perón la mañana del 16 de junio de 1955, le informó que estaban por bombardear la Casa de Gobierno con el objetivo de asesinarlo).

Diría que a partir de 1954, cuando la Argentina de Perón apoya el golpe militar de Castillo Armas (ayudado por la CIA) contra el gobierno de Jacobo Arbenz y, especialmente, con la histeria estadounidense desatada por la decantación hacia el comunismo de la Revolución Cubana (es decir, a partir de 1960) en que nuestro ejército —en un país que ya había renunciado a tener su propia independencia y desarrollo y papel destacado en el concierto de las naciones— entra en “la órbita de Washington” y la “Doctrina de la Seguridad Nacional.” Pero todo esto fue por algo que, con todos nuestros errores, nosotros (el pueblo y sus dirigentes) fuimos eligiendo: al permitir que nos estancáramos como país y perder nuestra independencia. Fijémonos primero qué hicimos mal para que terminásemos siendo “títeres” o “marionetas” de esas “fuerzas extranjeras.”
[SIGUE]

SGC dijo...

Con respecto al otro tema, el cierre de vías, quisiera hacer recordar que, desafortunadamente, la administración Menem no fue la única que desmanteló el sistema ferroviario argentino. Como dije anteriormente, el sistema comenzó lentamente a desmantelarse cuando todavía eran gestionados por los británicos y franceses; durante los años ’30, la administración del presidente Justo comenzó un ambicioso plan vial que comenzó a repercutir negativamente en el negocio ferroviario (es decir, la competencia directa de camiones en el transporte de cargas, principal negocio ferroviario en todas partes del mundo); encima, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, las compañías no podían —porque no se podían conseguir repuestos—ni querían —porque la Ley Mitre expiraba en 1947— reinvertir en material vial.

Los ferrocarriles fueron “comprados” a Francia y Gran Bretaña (estos últimos los más importantes) en 1946 y 1947, sobre todo como manera de cobrar la deuda que se había acumulado durante la guerra (por la venta de alimentos) y que esas naciones no estaban en condiciones de afrontar; incluso los ingleses habían declarado inconvertibles sus libras y Argentina necesitaba de esos saldos en libras para comprar dólares para poder importar bienes de capital de Estados Unidos, los únicos que estaban en condiciones de proporcionarlos y así iniciar un proceso de instalación de una industria pesada seria que fuera más allá de la industrialización “liviana” por sustitución de importaciones que había tenido lugar durante la guerra y que, obviamente, no era suficiente para un despegue en serio.

Pero volviendo al tema de los ferrocarriles, el Estado argentino los compró ya atrasados tecnológicamente, con grandes necesidades de inversión y encima tuvo que pagarlos, cosa que ya no era necesaria por el vencimiento de la Ley Mitre… En fin, se pagó algo que era viejo, que estaba en decadencia y que necesitaba grandes inversiones que nunca se produjeron. Así comenzó a profundizarse el declive del sistema ferroviario.
[SIGUE]

SGC dijo...

Así las cosas, en 1961, ante el deterioro del sistema, el presidente Frondizi firmó el decreto 4.061/61 que establecía un plan de racionalización, que desembocó en la privatización de servicios relacionados (pero no de las líneas), en el congelamiento del déficit de explotación, en el levantamiento de vías (por ejemplo, el ramal del Mitre que iba desde Retiro hasta Tigre y que pasa por Belgrano R se “cortó” en la estación Mitre en Vicente López; cosa curiosa, luego con Menem se restableció el servicio con el nombre de “Tren de la Costa”) y en una de las mayores huelgas de empleados del sector. El objetivo del plan, según lo señalaba Frondizi en sus discursos, era mejorar el transporte en una Argentina que contaba con nuevos centros de producción y, al mismo tiempo, terminar con el déficit ferroviario, que representaba “casi el 80% del déficit total del presupuesto de la Nación.” Y sigo citando: “Los ferrocarriles (en manos de la Empresa Ferrocarriles del Estado Argentino, EFEA) no cumplen su función porque su trazado en abanico converge hacia Buenos Aires y porque carecen del material indispensable para transportar los frutos del país y las mercaderías, que se deterioran en largas esperas en las playas de depósitos. Para la Argentina agropecuaria del siglo pasado y a comienzos del siglo presente bastaba una red de comunicaciones que conectara las praderas donde se cultivaba el cereal y crecía el ganado con el puerto de Buenos Aires. Pero la Argentina de hoy [n.d. SGC 1961] no es la misma que la de nuestros abuelos. Hoy se producen tabaco, arroz, té, yerba mate y centenares de productos agrícolas y forestales en todo el país, desde La Quiaca hasta Tierra del Fuego. […] Actuaremos drásticamente para mejorar el servicio ferroviario y suprimir el enorme déficit del orden de los 23.000 millones de pesos. Para valorar esta cifra conviene recordar que el presupuesto total de la Nación alcanza a 120.000 millones de pesos. Cada argentino contribuye con 1.000 pesos anuales a enjugar las pérdidas de un sistema ferroviario que no sirve al país ni a los sufridos usuarios del servicio.”

Por el mencionado decreto se dispuso la transferencia a la actividad privada de servicios o actividades complementarias que no integraban la explotación ferroviaria específicamente considerada, comenzando por los servicios de confitería, restaurantes y coches comedor, y la intervención de EFEA y el levantamiento de 4.000 kilómetros de vías de los ferrocarriles Mitre, Urquiza y Belgrano que pasaban por Buenos Aires, Santa Fe, Santiago del Estero y Chaco.

Bueno, perdón por la extensión, pero esto es para ver —como digo siempre— que la historia argentina y sus males no empezaron en 1976 o en 1989 o en 2003…

SGC dijo...

P.D.: En el informe de “Siglo 20 Cambalache” se habla de los recuerdos que la gente que hizo el S.M.O. tiene al respecto y me vino a la memoria una tira de “Mafalda” en la cual, estando la familia reunida en torno a la mesa a la hora de la cena, ésta le pregunta al padre algo así como: “¿Vos cuándo hiciste el servicio militar?…” y la madre medio como le hace un gesto de que se calle y el padre comienza a hablar y hablar y hablar y la tira termina con el padre en la habitación todavía contando las anécdotas y Mafalda medio pidiéndole perdón a la madre por “haber sacado el tema.”

Anónimo dijo...

Según una entrevista (del año 99) a Rodolfo Ledo del diario La Nación, Canal 9 recibió amenazas telefónicas advirtiendo que "volarían sus instalaciones" si el capitulo "Servicio Militar Obligatorio" de "Sin Condena" era emitido.
Dejo el link de la nota por si a alguno le resulta de interes http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=124430

Hernan dijo...

SGC creo que mas o menos me conoces los comentarios. Podemos coincidir o no. Agradezco tus datos historico-politicos, son valiosos por cierto.
Lo que siempre estara en mi es un profundo amor a esta tierra, a mi querida Argentina que jamas entendere el porque no se crece.

aclaria dijo...

Este es el resultado del último sorteo realizado. Clase 1976.

http://www.flickr.com/photos/23942591@N08/4485389348/sizes/l/

Anónimo dijo...

IBAN A SER TAN DESEADAS xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Anónimo dijo...

hola me llamo eduardo y fui uno de los ultimos colimbas tercera tanda 75 la cuarta noingreso estuve en puerto belgrano y ya no era lo mismo despues del caso carrasco no te castigaban y no me refiero a que te tengan que golpear si no que no te decian nada y vos la pasabas bien hasta algunos colimbas le contestaban a los cabos que me vas a pegar y ahi se terminaba el dialogo y el cabo se retiraba sin decir nada aparte cada 3 semana 1 estabamos de vacaciones no era lo mismo no hace falta golpear para educar si no saber respetar y donde yo estube en batallon seguridad habia muchos suboficiales bastantes analfabetos que no sabian dialogar si no era gritando y fue ahi que me entere que mucho habian cursado solo hasta septimo grado esos eran nuestros soldados que gerra podemos ganar si mas del 50 porcinto de nuestroa soldados eran analfabeto en este pais todos entran por acomodo nunca vamos estar serca del primer mundo y eso me duele por mis hijos que no se con que pais se van a encontrar en un futuro espero que un camada mio lea este informe me decian chizito eduardo herrera conscripto clase 75 tercera tanda