jueves, 7 de agosto de 2008

Un cago de risa

Durante los 90 Mimito apostó fuertemente al humor para vender un producto poco agraciado: los pañales descartables. Con una subjetiva de un bebé escuchando y observando a las caras deformadas de los adultos, instaló una serie de avisos que cosecharon varios premios.

video

video

video

Con la crisis de 2001 a la gente dejó de hacerle gracia el precio de estos pañales (los más caros del mercado), por lo que la estrategia se modificó, junto con el nombre de la marca, que pasó a llamarse Huggies.

6 comentarios:

Evange dijo...

La última publicidad no la recuerdo..quizás no la haya visto nunca. Pero que impresionante como quedaron las otras guardadas en mi mente...las veía y "parecía que fuese ayer" diría mi madre, pero es la verdad! ja


Muy buen blog.



Saludos.

Anónimo dijo...

nos hacian ver que pel eramos los grandes haciendole gracias a los bebes y junto con alf como se ve todo de quue manera nos ven desde su altura

Anónimo dijo...

nos hacian ver que pel eramos los grandes haciendole gracias a los bebes y junto con alf como se ve todo de quue manera nos ven desde su altura

Santiago (EHO) dijo...

La segunda propaganda, no tiene un aire a "Take it to the next level" de Nike?
Subí el video a youtube ya que quiero hacer la comparación.

Anónimo dijo...

mimito no tenía otra en que los padres eran sobreprotectores, entonces se les deformaban las caras y decían frases tontas, y el slogan era para no ser padres sobreprotectores? si es así, ganó el lápiz de platino.

Vicky. dijo...

Uf, la de "China ataca Kamchatka" me la acordaba... qué antigüedad!