sábado, 19 de abril de 2008

El amor en los tiempos del viagra



La palabra viagra (escrita en sus infinitas variables) sea seguramente una de las más populares en los spam de nuestros correos electrónicos. Ahora bien: hubo un tiempo en que no existía la famosa pastilliza azul... y tampoco los emails. Pero sí existían las disfunciones eréctiles. Y para solucionarlas estaba esa mágica cremita que se encendía cuando se apagaba la luz. Señores y señores: aquí nuestro merecido homenaje al Gi Monte y su maravilloso spot publicitario que dio lugar a infinidad de chistes, humoradas y que enunció una de las frases publicitarias más recordadas de nuestra televisión.

3 comentarios:

Oscar M dijo...

¿Alguien sabe si realmente servía para algo esa cremita mágica? Saludos...

Anónimo dijo...

mi spot de disfunciones eréctiles preferido era ese donde la gorda le decía a su marido no, no de nuevo! jajaaja

potenciamotor dijo...

jajaja... Yo preguntaba en casa que es eso? y me decian que eran una crema tipo ratisalil para los dolores... jajaja inocencia de niño ochentoso!!! El viagra de los ochentas!!! Cuando se apaga la luz....