viernes, 25 de abril de 2008

Economía de ministros

Si bien la economía de la era menemista se relaciona fundamentalmente con Domingo Cavallo, hubo otra historia. La hiperinflación del final de la era Alfonsín no se iba a detener pulsando stop y la carrera de los precios se llevaría puestos a un par ministros en los primeros meses de la presidencia del ex gobernador riojano. El primero, Miguel Angel Roig murió a los pocos día de asumir. Lo sucedió Néstor Rapanelli. Ambos eran altos ejecutivos de Bunge y Born y lejos de las promesas de salariazo y revolución productiva, sus medidas se alinearon al llamado Consenso de Washington. Los resultados fueron catastróficos y tanto el dólar como la inflación continuaron inmanejables.
Así fue que en diciembre del 89 (a seis meses de la asunción de Menem) se produce un nuevo cambio y asume el ex ministro de economía de La Rioja, Antonio Erman González. Página/12 lo había bautizado SuperErman, dada la cantidad de poderes que se le habían otorgado. Y este superhéroe de vanguardia fue el creador del primer corralito, llamado en ese entonces Plan Bónex, un simpatiquísimo sistema por el cual se canjeaban los depósitos bancarios de la gente por bonos del exterior. Si bien en un principio logró un control de la economía, hacia fines de 1990 la inflación regresó con todo y en febrero del año siguiente se lo llevó puesto, dejando la puerta abierta a la llegada del Padre de la Convertibilidad.



No dejan de sorprender los temas de este reportaje de Liliana López Foresi al ministro Erman González. El discurso de la apertura de las importaciones en perjuicio de la industria nacional y los beneficios que habían sido negociados con la Sociedad Rural, parecen calcados de los de José Martínez de Hoz, una década atrás.



Tampoco se puede dejar de hacer mención a este ciclo, Revista 13, y a su conductora, protagonistas del primer acto de censura periodística del Grupo Clarín en la era menemista. A López Foresi se le pidió que limitara sus palabras a la presentación de noticias y que se abstuviera de opinar. Esto derivó en que la periodista adoptara un lenguaje gestual y unos silencios extensos que finalizaron con el levantamiento del programa.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

que sutil la blusita de Lili.

Anónimo dijo...

vengo viendo y escuchando la misma mierda en mis 29 años de vida ... por dios ...... hay que irse de este pais ..

SGC dijo...

¡Qué recuerdos estos de “Revista 13” del primer año de Canal 13 en su nueva etapa como canal privado! ¡Cómo no olvidar las caras y las ironías de Liliana López Foresi! Hasta que la administración de turno pidió su cabeza…

Efectos Baratos dijo...

No había un programa de LLF llamado Revista Plus o algo así en Telefe?

eduardo v. dijo...

Efectos Baratos (aka Laxante o Bizarrix), me parece que Liliana no hizo nada en Telefe. Después de Revista 13, estuvo como 18 años refugiándose en la radio y el potus (aka bleca) hasta que en 2009 volvió a la tele abierta, en este caso en Canal 26. El ex Teleonce tuvo Edición Plus, con Lana Montalban y Néstor Macchiavelli.
Hablando del Bonex 89, el corralito del Carlo, hubo una película en vídeo llamada Yo Tenía un Plazo Fijo, de Emilio Boretta.